Crianza,  Maternidad

Los trucos de la lactancia artificial para tu bebé recién nacido

Somos muchas las mamás que optamos por diferentes razones por la lactancia artificial. Todas tenemos claro que la leche materna sería el mejor alimento para nuestro bebe pero a veces no nos es posible ofrecer nuestro pecho o debemos hacer una lactancia mixta.

Pero la lactancia artificial también tiene sus truquillos por lo que debemos tener en cuenta ciertas consideraciones para ofrecer a nuestro hijo una buena experiencia.

¿cómo escoger la mejor marca de leche infantil de fórmula?

Pues actualmente en el mercado hay marcas que valen desde 6 euros el bote hasta algunas que pueden costar 29 euros el bote, aunque se considera que la gamma de leches en polvo premium está entorno a los 19-25 euros.

¿Por qué existen estas diferencias de precio?

Pues básicamente porque las marcas más baratas se asemejan mucho a las leches maternas que se utilizaban hace 20 o 30 años y en cambio las marcas «premium» dedican muchos recursos a la investigación. Su objetivo es «asemejarse» al máximo a las propiedades que ofrece la leche materna y en los últimos 30 años, algunas de estas marcas han hecho avances brutales. Por eso, su precio de mercado es más elevado.

Normalmente al mes me gastaba unos 90 euros en leche materna. Concretamente siempre usé la leche NAN Supreme 1. A menudo compraba un pack de 3 o 4 en promofarma para que me saliera el lote unos euros más barato y los gastos de envío fueran gratuitos. Además como casi siempre me daban algún cupón descuento después de la compra cada mes me ahorraba bastante pasta.

Atención: Como las leches maternas no son un medicamento, su precio no está regulado por el estado por lo que es normal que varien mucho de precio entre una farmacia u otra. Así que investiga en internet para saber dónde encontrar la opción más económica.

Atención: Yo para mi bebé, de momento, he optado únicamente por lactancia artificial utilizando las leches de primera fórmula. No he optado por darle en ningún momento leche de continuación porque no tiene ningún sentido. Mi sobrina tomó pecho hasta casi los 3 años (además de introducir el resto de alimentos). Así que no le veo el sentido a cambiar de leche si la primera es la más parecida a la que puede encontrar en el pecho de las madres por otra que llaman de continuación y es un invento totalmente artificial.

¿Qué tipo de biberón utilizar?

Creo que el tipo de biberones que se venden actualmente están pensados tanto para que sean fáciles de utilizar para el bebé como para los padres. Además también incorporan mejoras para prevenir los gases y las diferentes molestias estomacales que sufren los bebés hasta que madura su sistema digestivo.

Los biberones que están especialmente diseñados para combatir los cólicos son los de las marcas

Dr Brown’s

y también algunos de la marca Philip AVENT

Yo sobretodo soy muy fan de los de la marca Philip Avent. Nosotros los comprábamos en Amazon cuando veíamos alguna oferta porque por alguna razón el precio de estos «bibis» fluctua como si fuera la bolsa.

Philips Avent SCF810/14 - Biberón anti cólicos con sistema patentado Airfree, 125 ml
3.218 Opiniones
Philips Avent SCF810/14 - Biberón anti cólicos con sistema patentado Airfree, 125 ml
  • El sistema AirFree está diseñado para ayudar a su bebé a ingerir menos aire, para reducir los cólicos, gases y reflujo
  • Mantiene la leche dentro y el aire fuera para facilitar la alimentación en posición erguida
  • La tetina se llena de leche, no de aire
  • Fácil de limpiar y montar, gracias a la pieza única del sistema AirFree
  • Tamaño: 125 ml

¿Cómo debo desinfectar correctamente un biberón ?

Esteriliza el biberón hirviéndolo con agua y bicarbonato o con un esterilizador.

Para esterilizar el biberón de manera tradicional se pone una olla con agua y una cucharadita de bicarbonato. En cuando empiece a hervir se introducen los biberones, las tetinas… y se deja hervir entre uno y cinco minutos.

Se dejan escurrir y se guardan para utilizarlos durante el día.

Es recomendable esterilizar los biberones después de las tomas hasta que empiecen a llevárselo todo a la boca (más o menos hasta los 3-6 meses depende de cada bebé).

Desde ese momento los bibis se pueden lavar como los demás instrumentos de cocina e incluso se pueden meter en el lavavajillas.

¿Cada cuando se debe tomar el biberón?

Pues igual que los bebes que toman pecho, los que toman biberón deben tomárselo a demanda. No hay un tiempo mínimo entre toma y toma. Al principio no dejéis pasar más de 5 horas entre tomas (en ese momento su estómago es especialmente pequeño).

El bebé debe tomar biberón hasta que deje de sentir hambre. A modo orientativo se dice que la toma correcta para un lactante es de 150 miliitros al día por cada kilo de peso. Y es importante que siempre sobre un poquito de leche para que estemos seguros de que el bebé se quede saciado.

¿Cómo se prepara la leche artificial?

Todas las leches artificiales se preparan de igual forma. Todas las leches llevan un cacito para medir el polvo y por convenio siempre es el mismo. La medida es el cacito lleno hasta el borde pero sin pasarse (por lo que se debe pasar por un objeto plano para que quede enrasado).

Por cada cacito de polvo se añaden 30mm de agua. Así para 90 mililitros son 3 cacitos, para 120 son 4 cacitos…

Es importante empezar por preparar el agua y después añadirle los casitos, de esta forma veremos después como la cantidad (con el polvo añadido) aumenta.

Por ejemplo si preparamos un bibi con 90mm de agua, cuando le añadimos el polvo llega fácilmente a los 100mm o 110…

Para preparar el biberón lo mejor es utilizar agua hervida, puede ser mineral o del grifo, pero lo mejor es que se hierva para que no queden sales añadidas o minerales que sean excesivos para el aparato digestivo de un bebé.

¿Hay alguna postura mejor que otra para dar el biberón a los bebés?

Pues sobretodo que estéis cómodos, con posturas cómodas en los que tanto la madre, como el padre o como el cuidador/a se sientan cómodos y el bebé también. Es importante que el biberón esté ligeramente inclinado para que la leche llene bien la tetina y, al mismo tiempo, es conveniente, sobretodo al principio, escoger un biberón que tenga únicamente una pequeña apertura para que pueda comer más despacio, sin atragantarse.

También al principio puede ser interesante que el bebé tome más tomas al día para que no llegue a pasar hambre y no llegue con ansias a la hora de comer. Así comerá más despacio, no se atragantará, dejará pasar menos aire y por lo tanto sufrirá menos cólicos y problemas estomacales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *