Fertilidad,  Salud

Guía sobre la infertilidad masculina

Me he decidido a escribir este post porque existe un gran desconocimiento sobre la infertilidad masculina y este tema merece una guía básica para entenderla a grandes rasgos.

Actualmente se calcula que las parejas que sufren de infertilidad un 40% es por causas de factor femenino, otro 40% por causas de factor masculino y un 20% por causas de factor mixto de los dos miembros de la pareja.

Tradicionalmente nuestra sociedad ha atribuido los problemas de la infertilidad a factores femeninos. Solamente hace falta hacer una búsqueda rápida en internet y encontrar miles de artículos sobre fertilidad femenina. En cambio, sobre la fertilidad masculina la información a menudo brilla por su ausencia.

¿Pero como empezar a hacernos a la idea de lo que implica la infertilidad masculina?

La fertilidad masculina se basa en que el semen que produzca la pareja sexual masculina sea cuantitativamente y cualitativamente óptimo para fertilizar el óvulo y dar lugar a un embarazo evolutivo.

¿Cómo sé si el semen que produce la pareja masculina es óptimo para la concepción? Pues primero de todo con un:

Seminograma

El seminograma es la prueba más básica para saber el estado del esperma de un hombre a nivel CUANTITATIVO.

Un seminograma medirá la cantidad de espermatozoides que se producen en un eyaculado, su movilidad, su morfología y su vitalidad.

Si alguno de estos parámetros sale alterado como por ejemplo hay un recuento bajo de espermatozoides (la OMS considera menos de 20 millones) o hay pocos móviles, o muertos o de formas no viables es el momento de consultarlo con un urólogo o andrólogo.

NOTA: Tened en cuenta que los seminogramas pueden fluctuar por muchas razones. Vale la pena repetir un seminograma dudoso para saber si es cosa de ese día o se repite un patrón.

También tenéis que considerar que el semen que produce el cuerpo humano se renueva totalmente cada 3 meses. Así que cualquier tratamiento que sigáis ya bien sea para aumentar la cantidad o la movilidad del semen tardará 3 meses en reflejarse en los seminogramas.

Pruebas Cualitativas

Un parámetro tan o más importante que la cantidad de semen es la calidad del mismo.

Normalmente, cuando un seminograma sale perfecto a niveles cuantitativos se considera que no hay ningún problema para que se produzca el embarazo, pero en los últimos años se ha demostrado que no tiene porque ser necesariamente así.

Si bien es verdad que normalmente un seminograma bueno implica buenos niveles de calidad en el semen, pueden existir parámetros cualitativos alterados que provoquen abortos o fallos tempranos de implantación.

Antes de entrar a detallar algunas pruebas cualitativas me gustaría hablaros un poco de qué significa la calidad tanto en el óvulo como con el esperma.

¿Qué es el factor de calidad tanto en el óvulo como el espermatozoide?

El óvulo y el espermatozoide contienen por si mismos material genético que dará lugar a un embrión viable para la vida. Cuando por alguna razón el material genético de los óvulos o del esperma con los que se cuenta presentan alguna alteración genética pueden dar lugar a embriones no evolutivos, a abortos de repetición o a fallos de implantación.

Desgraciadamente tener una buena reserva ovárica o una buena cantidad de esperma no indica que la calidad de los mismos pueda dar lugar a un buen embrión.

Si es verdad que el óvulo de las mujeres jóvenes normalmente tiene cierta capacidad para «reparar» el esperma dañado pero ahora que la maternidad se pospone hasta edades más tardías sin un «semen» de buena calidad, el embarazo no será viable.

Actualmente sería muy dificultoso y costoso realizar un estudio de calidad de la reserva ovárica femenina. En cambio si que existen diferentes pruebas para determinar la calidad del esperma y de esta manera determinar si es apto para la fecundación. A continuación os detallo algunas de estas pruebas:

Fish

Esta prueba analiza los cromosomas del esperma (normalmente entre 5 o 7, los que presentan más problemáticas de los 23 existentes) y es un estudio tan efectivo, que llega a determinar el 94% de problemas cromosómicos.

Análisis de la fragmentación del ADN espermático (tanto de la cadena simple como de la cadena doble)

Tal y como indica su nombre, esta prueba determina las roturas o lesiones en el material genético del espermatozoide. Un alto nivel de fragmentación del ADN puede representar una causa de infertilidad masculina y comprometer la posibilidad de tener un embarazo natural o de llevar a cabo un embarazo evolutivo.

Normalmente las roturas de la cadena simple se asocian a una menor tasa de concepción. En cambio las roturas de la cadena doble a un mayor riesgo de aborto.

Cultivo seminal

Esta prueba detecta si existe alguna infección en el semen que impida la concepción.

Test MAR

Es una prueba que se utiliza rutinariamente para el diagnóstico de anticuerpos antiespermatozoides en el semen del varón.

¿Cuándo debería realizar estas pruebas?

Pues si llevas más de un año intentando concebir y no lo consigues, si sufres abortos de repetición o si estás apunto de empezar un tratamiento de Reproducción Asistida.

Actualmente la mayoría de centros de reproducción ya ofrecen a sus clientes realizar estas pruebas de carácter cualitativo pero a menudo no las ofrecen hasta que han fallado dos o tres tratamientos de fertilidad diferentes, con todo el desembolso emocional y económico que esto supone. Yo sugiero realizarlas antes de empezar cualquier tratamiento de Reproducción Asistida.

De hecho, en centros como el CIMAB en Barcelona realizan todas estas pruebas y muchas más a precios muy competitivos y además cuentas con asesoramiento de profesionales muy HONESTOS y de primer nivel.

¿Puedo hacer algo para mejorar el estado del semen?

Dejar de utilizar la bicicleta, porque aumenta la temperatura en los testículos y no va bien para la producción de espermatozoides, vestir calzoncillos tipo boxer, no poner el portátil encima de las piernas ni tampoco otras fuentes de calor, no tomar café, ni té, ni tampoco comer chocolate. Tomar suplementos vitamínicos como la maca y la cúrcuma (esta última para mejorar la rotura de la cadena espermática).

Diagnósticos de infertilidad masculina (GLOSARIO)

Aspermia: un trastorno que provoca la ausencia de eyaculación.

Azoospermia: Ausencia total de espermatozoides en el eyaculado. La Azoospermia puede ser de carácter obstructiva (cuando hay alguna vía obstruida por ejemplo por un varicocele pero los testículos siguen produciendo esperma) o secretora (por alguna razón los testículos no producen espermatozoides),

Oligozoospermia: la concentración de espermatozoides inferior al valor de referencia. La oligozoospermia puede ser de carácter leve o de carácter severo.

Necrozoospermia: la cantidad de espermatozoides vivos es inferior al valor de referencia.

Astenozoospermia: la movilidad de los espermatozoides está por debajo de los valores estándar, lo que dificulta que puedan llegar hasta el óvulo y fecundarlo. Ésta es la patología más frecuente.

Teratozoospermia: la mayoría de los espermatozoides presentan una morfología anormal

Hipospermia: es una alteración en el semen del varón debida a la poca eyaculación

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *