Alimentación,  Candidas,  Paleo,  Salud

¿Qué alimentos se pueden comer durante la dieta anticandidas?

Cuando empezamos una dieta anticándidas tenemos tendencia a centrarnos en todo lo que no podemos comer. Nos crea muchísima ansiedad pensar en todo lo que a partir de ese momento dejaremos de probar y nuestra cabeza es un hervidero en el que intentamos estructurar unos nuevos hábitos alimenticios lo más rápidamente posible.

Primero de todo os aconsejo que os olvidéis de lo que no podéis comer y os centréis en lo que si podéis comer. La dieta anticándidas parece una dieta muy restrictiva, pero en realidad te permite probar muchas mezclas diferentes de alimentos muy sanos que son muy beneficiosos para tu cuerpo. 

Nosotros pensamos que la dieta que llevamos habitualmente, repleta de carbohidratos, productos procesados, alcohol, azúcares… es una dieta que cubre nuestras necesidades nutritivas, pero la verdad es que en ningún momento de la historia había habido tanta comida pero al mismo tiempo tanta desnutrición.

La mayoría de los alimentos que comemos no cubren nuestras necesidades alimenticias básicas así que yo me tomé la dieta anticándidas (o la dieta Paleo que viene a ser casi lo mismo) como una oportunidad para limpiar mi cuerpo e introducir nuevos hábitos alimenticios.

Pero vayamos al grano. Cuando empezamos con la dieta anticandidas siempre tenemos algunas dudas de que alimentos se pueden tomar y cuales no se pueden tomar. En este post os hago un pequeño resumen de los alimentos permitidos en la dieta anticándidas 


1. VEGETALES

Los vegetales son nuestros grandes amigos durante todo el proceso de curación de la candidiasis y se calcula que deberían representar entre el 50% y el 60% de nuestra dieta. La lista de verduras que podemos tomar es muy amplia e incluye:  alcachofas, espárragos, brócoli, coles, coles de bruselas, coliflor, apio (muy depurativo), pepino, berenjena, ajo (siempre crudo), cebollas, nabos, espinacas, tomates, calabacines, rúcula, lechuga, pimientos…


DATO IMPORTANTE: durante toda la dieta anticándidas se deben evitar las verduras que crecen bajo tierra como las zanahorias, las calabazas o las patatas. 


2. PROTEÍNAS SALUDABLES

Especialmente huevos, pollo, pavo, anchoas, arenques, salmón (salvaje) y sardinas. Debemos buscar sobretodo alimentos que sean ricos en nutrientes y lo más frescos posible.

Se debe dar preferencia a la compra de productos orgánicos y locales y sobretodo debemos olvidarnos de las carnes rojas y las carnes procesadas como la longaniza o el jamón cocido, excepto el jamón serrano, este si se puede tomar.

¡¡¡Ah!!! y también debemos tener cuidado con los contaminantes en los peces cuando decidamos comer pescado. También son muy beneficiosos para la Candidiasis los caldos de huesos.


3. FRUTA

La ingesta de fruta se debe restringir durante toda la dieta anticándidas, especialmente en las dos o tres primeras semanas de tratamiento. Las únicas frutas que se pueden tomar son las que tienen poco impacto en el azúcar en sangre como los limones, las limas y los aguacates. 


4. SEMILLAS Y ESPECIES

Las semillas como por ejemplo las de sésamo, girasol, las almendras o la linaza y las hierbas como la albahaca o el orégano son buenísimas para complementar la dieta durante el tratamiento anticándidas ya que, aparte de aportar mucho sabor a nuestros platos, prácticamente no contienen carbohidratos y pueden ayudar a reducir la inflamación, mejorar la circulación, el funcionamiento del hígado (que durante todo el proceso de curación de la candidiasis trabaja a pleno rendimiento)… y a mucho más. Son muy beneficiosas para nuestra salud y también aportan un poco más de «vidilla» y sabor a nuestros platos.


5. GRANOS QUE NO CONTENGAN GLÚTEN

Algunos granos que no contienen glúten son por ejemplo el trigo sarraceno o la quinoa, el arroz integral, el mijo o el amaranto. Yo personalmente durante las primeras 3 semanas seguí una dieta paleo muy estricta y no tomé ninguno de estos cereales sin glúten.

Fue a partir de la cuarta semana que empecé a introducirlos poco a poco, una vez o dos a la semana desayunaba por ejemplo una tostada de trigo sarraceno con aguacate, huevo duro, albahaca y un poco de aceite de oliva.

A día de hoy, y como consecuencia de seguir una dieta paleo durante bastante tiempo que ha modificado por completo mi dieta anterior, sigo desayunando tostadas de trigo sarraceno un par de veces por semana.


6. LEGUMBRES

Las primeras semanas de la dieta anticándidas eliminé totalmente las legumbres, pero a partir de la cuarta semana las introduje de nuevo pero siempre con moderación. Una o dos veces por semana me tomaba una ensalada de garbanzos o lentejas o un hummus. 

7. GRASAS Y ACEITES

Nuestro cuerpo necesita de grasas saludables que encontramos en alimentos como los aguacates, los huevos, los frutos secos o en el aceite de oliva. Las grasas saludables son una de les principales fuentes de energía para nuestro cuerpo y son esenciales para nuestra dieta pero debemos consumirlas de forma moderada durante toda la dieta anticándidas.

Por cierto, los mejores aceites que puedes utilizar durante tu dieta anticándidas son los aceites de coco y el aceite de oliva, los dos tienen propiedades antifúngicas y aportan muchos nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de los intestinos. 

8. EDULCORANTES NATURALES

Una de las partes más difíciles cuando decides seguir una dieta anticándidas es mentalizarte que el azúcar debe desaparecer de tu vida.

No se vosotros/as pero yo me ponía azúcar a casi todo, me encantaba el chocolate y los iogures, cremas catalanas con mucho azúcar. Todo eso se terminó en cuando las Cándidas hicieron acto de presencia en mi vida y lo cambiaron todo.

Desde ese momento empecé a descubrir nuevos edulcorantes que iban a sustituir mi larga relación de amor con el azúcar. 

Uno de los edulcorantes que se pueden utilizar durante toda la dieta anticándidas es la Stevia.

La Stevia es un edulcorante herbal que contiene cero calorías que tiene un sabor increíblemente dulce. De hecho, solo se necesita una pequeña cantidad de stevia para reemplazar una cucharada de azúcar.

Aunque eso si, os aviso que su sabor tiene un toque  un poco amargo y que a algunas personas no les gusta. 
Encontraréis Stevia en cualquier supermercado o en: tiendas como promofarma.

Otro edulcorante que se puede utilizar durante toda la dieta anticándidas es el Extracto de fruta de Monge. Este sustituto del azúcar se ha utilizado como edulcorante y también como medicina durante siglos. El extracto de fruta de Monje no tiene carbohidratos ni calorías y no contiene nada que pueda alimentar un crecimiento excesivo de Candida.
Lo encontraréis en tiendas como promofarma o planeta huerto.

También son buenos sustitutos del azúcar el eritritol y el xilitol. Estos son ambos alcoholes de azúcar que pueden agregar dulzor a sus alimentos sin agregar carbohidratos a su dieta. Ambas son buenas opciones para una dieta contra la candidiasis. También se ha demostrado que el xilitol limita la producción de acetaldehído por Candida albicans.
Podéis encontrarlos en: amazon o promofarma.

9. BEBIDAS

Cuando empezamos una dieta anticándidas tenemos que decir adiós al café, a los zumos de frutas, al vino, a la cerveza, al alcohol… y reducir la ingesta de líquidos a agua (mucha, mucha, mucha pero que mucha agua), té de hierbas y café de achicoria. 

Estas bebidas no aumentarán el nivel de azúcar en la sangre y tendrán muchos otros efectos beneficiosos para la salud. Por ejemplo, el café de achicoria es un sustituto del café sin cafeína que contiene inulina, un prebiótico que puede ayudar a promover un microbioma intestinal saludable.

Se que a priori esta dieta parece muy dura. Yo los primeros días me moría por alguna cosa dulce. Pero si estás sufriendo la maldita candidiasis vaginal o intestinal crónica, la dieta es la base en la que se debe asentar toda tu recuperación y vale la pena este pequeño sacrificio para mejorar lo más importante que tenemos, nuestra salud. 

3 Comments

  • María Tomás salinas

    me a sido d gran ayuda lo que e podido leer , me salió que tengo ca
    ndifiasi vagjnal y tengo desde hace más de 38 años intolerancia al gluten a las proteinas lácteas a la lactosa a la frustosa, tengo 64 años y mi comida es muy poco variada y creo que m debe de estar faltando nutrientes pero a los endocrinos que e ido ninguno dio con la dieta, que m ponen para comer cosas q no tolero , muchísimas gracias haber si alguien m puede dar algún consejo

    • Nuria Molas

      Hola María,
      siento mucho tu situación. La verdad es que es desesperante ir de un médico a otro y no encontrar una solución. Yo no soy médico sino que intento describir en este blog lo que estoy aprendiendo en mi odisea personal contra la Candidiasis, vaginosis y otros problemas relacionados con las bacterias de nuestro cuerpo. Como veo que tienes varias intolerancias yo te aconsejaría acudir a algún médico immunólogo y también a un nutricionista especializado en immunología. Creo que aparte de que te podrán hacer pruebas más concretas sobre tus intolerancias, también podrán interpretar mejor las pruebas que ya tienes hechas, te podrán ayudar a buscar el foco del problema. Sé que es un camino muy duro porque además todos los problemas relacionados con los intestinos y su flora justo se están empezando a estudiar ahora mismo y aún no hay mucha información y conocimiento. Te mando un abrazo enorme y no dudes en escribirme siempre que quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *