Candidas,  Salud

¿Qué antifúngicos utilicé para acabar con la candidiasis y cuáles me funcionaron?

Llegados a este punto. Cuando ya estás siguiendo desde hace unos días una dieta muy baja en azúcares y carbohidratos ha llegado el momento de acabar con la superpoblación de Candidas. Es en este punto que debemos completar la dieta con la toma de antifúngicos. 

¿Qué son los antifúngicos?

Los antifúngicos no son más que medicamentos o suplementos alimenticios que sirven para evitar el desarrollo de los hongos, los destruye o detiene su crecimiento y reproducción.

Así que la toma de antifúngicos es un paso muy necesario para terminar con la Candidiasis. 

CANDIDA FORTE

Yo cuando ya llevaba más o menos 3 semanas siguiendo la dieta Paleo a rajatabla, y notaba que la infección remitía porque no llegaba suficiente alimento a las Cándidas, acudí a una ginecóloga naturópata (más tarde os contaré como la escogí y porqué) y ella me recetó un antifúngico natural llamado Candida Forte.

La primera semana de utilizarlo, mi doctora me recomendó tomar una cápsula después de la comida y a partir del séptimo día una cápsula después de desayunar y otra al medio día. En resumen dos cápsulas al día durante un mes.

Estas pastillas, en realidad son un complemento alimenticio, llevan antimicóticos naturales como el ajo (todo el día mi aliento olía a ajo), aceite de cárcamo, aminoácidos o algarroba.

A mi la verdad es que este producto me fue bien. Las cápsulas eran fáciles de tragar (cosa que se agradece), y de hecho en un mes terminé el bote entero y noté que me hacía efecto. Es un producto que recomiendo totalmente. 

Hay personas que si tienen que hacer un tratamiento muy largo, como de 3 o 4 meses van cambiando de antifúngico cada cuatro semanas para que las Cándidas no se acostumbren y de esta manera eliminarlas mejor. 

En mi caso, después de un mes de tratamiento con el Cándida Forte acudí de nuevo al médico. Le comenté que la candidiasis vaginal estaba remitiendo pero tenía algunos retortijones de barriga, diarrea y a menudo me dolían los intestinos. En ese momento me comentó que ya era hora de cambiar de antifúngico y me recomendó el: 

MY’COKYL

El My’coKyl es un producto que en realidad no está únicamente indicado contra la candidiasis sino que tiene como objetivo mejorar el sistema digestivo y acabar con la superpoblación de diferentes parásitos. No únicamente las Cándidas.

A menudi cuando se tienen cándidas, éstas colonizan el intestino junto a otros parásitos y productos como el My’cokyl aseguran que una vez se marchen las cándidas también lo hagan el resto de «bichitos».

Este antimicótico, que está elaborado a partir de diferentes aceites esenciales, canela y ajo, me fue muy bien también y lo recomiendo totalmente.

Me limpió el intestino y me fue devolviendo el equilibrio en todo mi aparato digestivo. La únicas pegas que yo le encontré es que es muy caro (yo me tomaba tres pastillas al día y eran como 30 euros el bote) y el sabor. La canela mezclada con ajo era mala malísima mala. 

Con estos dos productos mi estado de salud mejoró muchísimo y de momento, aunque aún tengo el sistema digestivo un poco tocado, no he necesitado tomar ningún otro antimicótico oral.

Aunque eso si, me compré (aunque ya no llegué a utilizarlo) otro antifúngico llamado Candida Support


No lo he llegado a probar y lo tengo guardado en el armario por si acaso.  Así que no sé si algún día haré un review. 

(Yo compré la mayoría de productos en una farmacia pero os recomiendo comprarlos online porque como siempre hay ofertas, podréis encontrarlos a mejor precio seguro)  

3 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *