Candidas,  Experiencias

¿Qué puedo hacer para no volver a tener Cándidas?

Todas las que hemos sufrido de Candidiasis crónica nos hacemos esta pregunta cuando por fin, y a menudo después de mucho luchar, nos hemos quitado las Cándidasde encima.

Primero de todo tenemos que tener en cuenta que el ser humano tiene tendencia a olvidar todo lo malo. No sé si es por algún tema que facilita la supervivencia de la especie, pero lo que está claro es que muchas personas que superan la Candidiasis en poco tiempo se olvidan de todo el sufrimiento y vuelven a las viejas rutinas, lo que puede ocasionar una reparación de la Candidiasis.

Muchas personas me escriben para saber si se pueden evitar las recaídas. Mi respuesta es si pero para hacerlo no se debe volver a la vida de antes.

A continuación os detallo como evito que reaparezca la Candidiasis:

EVITO COMER AZÚCARES

¿Quiere decir que a partir de ahora ya no podré comer nunca más pasteles, bollería o una bebida azucarada? Claro que no. Podrás darte algún capricho de vez en cuando pero el azúcar debe de convertirse en la excepción. No en la regla.

Evito tomar dulces, bebidas azucaradas, caramelos, productos procesados (normalmente contienen mucho azúcar), jarabes, cereales, bebidas energéticas… O sea, todo lo que les gusta a las Cándidas.

COMO MUCHA VERDURA DE HOJA VERDE

Por supuesto, una vez que hayas finalizado la dieta anticándidas puedes comer todo tipo de verduras o tubérculos como las patatas o los moniatos. Pero siempre doy prioridad a las verduras de hoja verde. ¿Por qué?

Pues básicamente porque son alimentos con un alto contenido de micronutrientes pero con bajos niveles de carbohidratos. Mis favoritos son la espinaca, el brócoli, el pepino, la coliflor y la col rizada.

EVITO EL ESTRÉS Y LAS COSAS QUE ME PRODUCEN MALESTAR EMOCIONAL

El primer brote de Candidiasis me coincidió con un momento muy malo a nivel personal. Acababa de sufrir un aborto y después llegó la Candidiasis que no se marchaba y me iba poniendo más y más nerviosa y más y más triste.

Ahora intento tomarme las cosas de otra manera y creo que lo he conseguido. Incluso sobre temas que realmente son importantes para mi.

La Candidiasis está muy ligada a nuestros sentimientos, a nuestro sufrimiento interior, a algo que no está bien a nivel interno. Así que intenta trabajarlo. Recupera el equilibrio. Deja el estrés de lado, intenta arreglar tus problemas personales (algo fácil de decir pero a menudo difícil de conseguir) y así serás más fuerte contra la Candidiasis.

PRIORIZO LAS FRUTAS DE BAJO ÍNDICE GLUCÉMICO

Aunque ya no sigo la dieta anticándidas priorizo las frutas con bajo contenido de carbohidratos netos como por ejemplo los limones, el aguacate o las frutas del bosque. También incluyo algunas frutas que tienen carbohidratos netos más elevados pero una mayor proporción de fructosa como por ejemplo: manzanas y peras.

¿Por qué incluyo algunas frutas con mayor contenido de fructosa?

Pues en modo de resumen. Las frutas contienen 3 tipos diferentes de azúcares naturales: la sacarosa, la glucosa y la fructosa. Se ha demostrado que la sacarosa y la glucosa incentivan el crecimiento de la Candida albicans (aquí estudio). En cambio, la fructosa se metaboliza más lentamente y se ha comprobado que incluso inhibe el crecimiento de la Candida.

TOMO HABITUALMENTE ALIMENTOS PROBIÓTICOS

Los alimentos probióticos deberían ser fundamentales en cualquier dieta. Ayudan a mejorar la digestión, reparan la salud intestinal y también nos ayudan a mejorar nuestro sistema inmunológico, además de mil cosas más.

Algunos alimentos probióticos que se pueden incluir en una dieta sana son: el yogur, el kéfir, el chucrut, el kimchi (que ahora está muy de moda pero personalmente no me gusta mucho), la kombucha, los pepinillos, las aceitunas, el vinagre de sidra de manzana o el miso.

MINIMIZO EL CONSUMO DE CAFEÍNA

Este punto lo dejaría un poco más bien en un intento que únicamente consigo a temporadas.

Es conveniente minimizar el consumo de café ya que éste puede debilitar las paredes del intestino y puede producir inflamación lo que ayuda a que crezcan bacterias u hongos como las Cándidas. Además, ingerir demasiado café, puede debilitar nuestro sistema inmunológico

COCINO INCLUYENDO ALIMENTOS ANTIFÚNGICOS

Desde que empecé la dieta anticándidas acostumbro a cocinar con alimentos antifúngicos como por ejemplo el aceite de coco, el orégano, la cebolla, el ajo…

EVITO CONSUMIR ALIMENTOS CON GLUTEN

Cada vez hay más evidencias de que el gluten afecta a un amplio abanico de la población. No únicamente a las personas que están diagnosticadas con celiaquía.

Los alimentos con gluten son alimentos que producen inflamación y que están relacionados con la permeabilidad intestinal.

Las personas que hemos sufrido o sufrimos de Candidiasis crónica, quiere decir que nuestra salud intestinal ya está de por si deteriorada, así que es probable que comer gluten empeore aún más estos síntomas.

Mantenernos alejados del gluten ayudará a nuestros intestinos a repararse por ellos mismos. Reduciremos la inflamación y además daremos tiempo a la flora intestinal para que recupere el equilibrio.

En estos momentos evitar el gluten es increíblemente fácil. Hay muchos pseudo-cereales innovadores en el mercado, como por ejemplo, el trigo sarraceno, el mijo o la quinoa, que eran mucho más difíciles de encontrar hace 10 años.

Eso si, debemos tener cuidado con los productos de supermercado que están envasados como sin gluten. A menudo vienen cargados de azúcares, conservantes y aditivos que no tienen nada de saludables.

ESCOJO PROTEÍNAS SALUDABLES

Doy prioridad a las proteínas vegetales. Si tomo carne intento que sea ecológica y si es pescado me decanto por los que están menos afectados por metales pesados y otras toxinas como el pez espada o el atún blanco. También como sardinas y arenques o salmón salvaje. Siempre es mejor decantarse por pescados capturados en la naturaleza que los de piscifactoría.

Como proteínas vegetales como nueces y otros frutos secos, lentejas o quinoa.

EVITO TOMAR ALCOHOL

Evito el alcohol porque su consumo está estrechamente relacionado con el sobrecrecimiento de la Cándida Albicans.

Por un lado, hay una relación directa entre el Síndrome del intestino permeable y el consumo de alcohol. No podemos olvidarnos de que la Cándida Albicans, cuando se convierte en una poderosa infección, también puede causar permeabilidad intestinal. Si ya de por si una Candidiasis Crónica daña nuestros intestinos, el alcohol aún puede empeorarlo más.

Además, el consumo de grandes cantidades de alcohol produce una rápida caída del azúcar en sangre (por contra el consumo de pequeñas cantidades puede aumentarlo). De cualquier manera, la inestabilidad en nuestros niveles de azúcar en sangre puede estimular nuestro apetito, lo que conduce a tomar malas decisiones alimenticias y a desestabilizar aún más nuestros niveles de azúcar en la sangre.

También hay evidencia de que el exceso de alcohol debilita y desestabiliza el sistema inmunitario.

TOMO MUCHA AGUA

Intento tomar mucha agua porque me siento mejor estando hidratada. De hecho, algunos estudios han demostrado que la deshidratación puede producir: concentración deficiente, fatiga, dolores de cabeza, mal humor, ansiedad y problemas de memoria.

Además beber agua también puede ayudar a la digestión

DEDICO TIEMPO PARA CUIDARME

Hayamos pasado una Candidiasis o no es importante que nos dediquemos tiempo a nosotras mismas. Que nos apuntemos a yoga, que hagamos meditación o bien que salgamos a caminar. Que encontremos tiempo para las amigas, para viajar (aunque sea ir al pueblo de al lado) o para darnos un masaje o un pequeño tratamiento de belleza, para leer…

La Candidiasis se aprovecha de cuando pasamos por un bache para crecer. Se aprovecha de nuestras debilidades. Es importante que nos cuidemos para estar bien y así ser lo suficiente fuertes para que nunca más vuelva a multiplicar-se sin control y nos vuelva a destruir nuestras vidas.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *