Alimentación,  Experiencias,  Paleo,  Probióticos

Equilibra tus hormonas: qué comer y cuándo para mejorar tu sistema hormonal

Cuando tus hormonas están fuera de control, el resto de tu salud también se desmorona.

En nuestro día día nos enfrentamos a factores que amenazan nuestro equilibrio hormonal. Toxinas ambientales, medicamentos que nos tomamos o incluso el estrés o la falta de sueño pueden alterar un sistema ya de por si bastante frágil.

Si bien hay algunas acciones que se pueden llevar a cabo para restablecer el equilibrio en nuestro sistema hormonal, una de las formas más eficaces de devolverles el equilibrio a nuestras hormonas es trabajar nuestra dieta.

Muchas personas no se dan cuenta de cuánto afecta su dieta a sus hormonas y es que cada vez que nos ponemos algo en la boca, estamos enviando un mensaje a nuestro sistema hormonal.

¿Cómo afecta a nuestra salud el desequilibrio hormonal?

El desequilibrio hormonal puede ocasionar una larga lista de daños en nuestro cuerpo como por ejemplo: infertilidad, depresión, insomnio, problemas digestivos o pérdida de cabello.

¿Cómo es a grandes rasgos una dieta que equilibra nuestras hormonas?

Se trata de una dieta que da prioridad a proteínas de alta calidad, grasas beneficiosas y a vegetales ricos en nutrientes.

Grasas saludables

Tu cuerpo necesita varios tipos de grasas para crear hormonas. Sin estas grasas tus niveles hormonales van a decaer. Puedes obtener tus grasas saludables del consumo de aceite de coco, del aguacate y del aceite de aguacate, o también del ghee.

Aceite de coco

Ácidos Grasos Omega-3

Para conseguir un buen equilibrio hormonal se deben comer ácidos grasos Omega 3 que se obtienen del salmón silvestre, las semillas de lino, las semillas de chía, las nueces o de los productos animales que se obtienen de ganado alimentados con pastos naturales.

En cambio se deben evitar los aceites ricos en Omega 6 como el aceite de girasol, el de maíz, el de semilla de algodón, de soja o el maní. A excepción de las semillas cáñamo que son muy buenas para impulsar unos niveles saludables de progesterona.

Semillas de Chía

Probióticos

Los probióticos son bacterias saludables que ayudan a mejorar la producción y regulación de hormonas clave como por ejemplo la insulina, la grelina o la leptina.

Podéis encontrar probióticos en el kéfir, la kombucha, en verduras fermentadas, el miso, el kimchi o el tempeh

Kombucha

Plantas medicinales adaptógenas

Las hierbas adaptógenas son una clase única de plantas curativas que promueven el equilibrio hormonal y protegen el cuerpo de una amplia variedad de enfermedades.

Estas plantas nos ayudan a aumentar las funciones inmunes de nuestro cuerpo y además nos ayudan a combatir el estrés.

Algunas hierbas adaptógenas són: la ashwagandha, los hongos medicinales, la rodiola o la albahaca sagrada (el Tulsi),

Todas estas plantas mejoran la función de la glándula tiroides, reducen la ansiedad y la depresión, también reducen la degeneración de las células cerebrales, estabilizan los niveles de azúcar en sangre y la insulina y dan soporte a las funciones de la glándula suprarrenal.

Ashwagandha

Vitaminas y Minerales

El magnesio por ejemplo es vital para cientos de funciones dentro del cuerpo humano y la mayoría de nosotros presentamos deficiencias de este mineral.

También la mayoría de humanos presentamos deficiencias de Vitamina D. La Vitamina D casi actúa como una hormona dentro de nuestro cuerpo y es muy importante para mantener bajos los niveles de inflamación.

Pero aunque los alimentos saludables contienen pequeñas cantidades de vitamina D lo mejor es obtener esta vitamina a través de la exposición solar.

También podéis tomaros algún suplemento alimenticio como:

Vitaminas (Magnesio + Zinc)

Menú para equilibrar tus hormonas

Si buscáis un ejemplo de menú para equilibrar vuestras hormonas aquí os dejo un ejemplo.

A primera hora de la mañana: comienza el día bebiendo agua tibia con un poco de limón.

Desayuno: Consume una comida ligera con grasas y proteínas saludables (sin carbohidratos con almidón). Un zumo verde o un batido de proteína verde con un equilibrio adecuado de grasas y nutrientes es ideal. También sería una buena opción tomar kéfir de coco con cáñamo, nueces o fruta.

Almuerzo: Puedes tomar una ensalada, un gazpacho o una sopa. Muchas verduras frescas y cocidas con un aderezo casero a base de aceite de oliva. Podemos Agregar quinoa, lentejas, garbanzos o salmón para obtener proteínas.

Cena: Más o menos igual que el almuerzo, pero puedes agregar una patata para obtener unos pocos carbohidratos si lo deseas. Aunque dependerá de cada persona. Hay personas que se sienten bien sin comer ningún carbohidrato y otras personas que realmente necesitan tomar unos pocos para mantener los niveles de energía.

Alimentos que debes evitar consumir

Si quieres equilibrar tus niveles hormonales debes evitar los lácteos, el azúcar, el glúten los alimentos que contengan un alto contenido en grasas, alimentos procesados, las proteínas animales de origen industrial, la cafeína o el alcohol.

¡Os deseo a todas una muy buena salud hormonal!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *