Antifúngicos,  Candidas,  Paleo,  Salud

La estrecha relación entre Candidiasis y Eczema

Uno de los posts que he escrito y que ha tenido más repercusión ha sido el que redacté sobre la estrecha relación entre Candidiasis y Acné. Así que he visto que realmente hay un gran interés sobre como la Candidiasis afecta a nuestra salud cutánea.

Y es que como veréis a continuación todas estas condiciones de la piel: acné eczema, psirosis… no son más que la demostración que algo no anda bien en nuestro cuerpo, concretamente en nuestro sistema digestivo.

Eczema is not a skin condition

La primera vez que leí un libro sobre cosmética natural (en ese momento únicamente estaba publicado en inglés y ni me acuerdo del título) hubo una frase que me llamó mucho la atención: Eczema is not a skin condition.

En ese momento yo tenía 18 años, un acné terrible y no sabía ni que hacer con mi piel. Empezaba a visitar 1000 dermatólogos y en vez de centrarse en la raíz del problema: Síndrome del Ovario Poliquístico agrabado por el estrés de la selectividad y la presión de necesitar una nota altísima para acceder a la carrera que quería. Todos me recetaban lo mismo: chute de ROACUTAN al canto y pastillas anticonceptivas. Todo lo que ahora sé que no debería haber hecho.

Pero volviendo al tema, la famosa frase de: el eczema no es una problema cutáneo me llamó mucho la atención. ¿Y por qué si no es un problema cutáneo siempre tratamos el eczema con cremitas faciales? ¿Y si no que es? ¿De que se trata?

La verdad es que el eczema se manifiesta a través de rojeces e irritación en la piel pero la causa del eczema la debemos buscar en nuestro intestino. El eczema a menudo no es más que el resultado de la inflamación de nuestro tracto digestivo, muy a menudo a causa de una Candidiasis intestinal.

Y ¿Como se produce la relación entre Candidiasis intestinal y Eczema?

Como ya hemos visto en otros posts la Candidas producen gran cantidad de toxinas. Cuando las Candidas forman parte de nuestra microbiota en pequeñas cantidades, el cuerpo humano no tiene ningún problema lidiando con ellas, pero cuando se multiplican y se convierten en una infección llamada Candidasis, nuestro organimos no puede lidiar con la enorme cantidad de toxinas que generan y nuestro organismo entero se ve afectado.

Por ejemplo, para que os hagáis una idea, cuando las cándidas mueren liberan al torrente sanguíneo de nuestro organismo al menos 79 toxinas diferentes entre las que encontramos etanol ácido útico o acetaldehído. El órgano que se encargada de la depuración en nuestro cuerpo es el hígado, pero este se ve tan abrumado por la enorme cantidad de toxinas a depurar que simplemente no las puede depurar todas. Así que el riego sanguíneo lleva todo lo que el hígado no puede asumir a diferentes zonas de la piel para que sea expulsado. En consecuencia, el eczema no es más que una reacción de nuestro cuerpo para depurar el exceso de toxinas que se deben depurar para que el organismo pueda funcionar.

¿Por qué se multiplican las Cándidas en mi organismo?

Pues básicamente por:

  • el abuso de medicamentos (sobretodo antibióticos)
  • por una dieta llena de procesados y azúcares
  • o por un exceso de estrés

Así que para luchar contra el eczema las soluciones tópicas son solo un parche. Una alimentación sana baja en azúcares, la toma de probióticos y la gestión del estrés son la base que realmente te permitirán terminar con esta afección que para muchos es un mal crónico. Y si además lo combinas con la toma de antifúngicos y probióticos naturales mejor que mejor.

¿Qué especie Cándida está ligada a la aparición de eczemas cutáneos?

Hay diferentes tipos de levaduras Cándida que viven en nuestro organismo. La mayoría de infecciones las produce la especie Cándida Albicans, pero en los últimos años se han incrementado los casos en los que se producen Candidiasis por otras especies como por ejemplo la Cándida glabrata, la Candida Tropicalis o la Cándida Krusei. Este hecho es especialmente importante porque si bien la Cándida Albicans es la responsable de la gran mayoría de infecciones, el resto de Cándidas menos frecuentes son más graves y pueden mostrar una sensibilidad reducida a los fármacos antifúngicos de uso habitual. O sea, la mayoría de especies de Cándidas son resistentes a los fármacos que se utilizan normalmente para luchar contra la Cándida Albicans.

Además, como se ha demostrado en diferentes estudios (dejo enlaces de bibliografia abajo), cada afección cutánea está relacionada con una especie de Cándida diferente. La especie que está relacionada con el eczema es la Cándida Krusei. Pero otras variantes pueden causar acné, psoriasis, dermatitis seborreica...

¿Los niños también pueden sufrir eczema?

Por desgracia sí. Los niños que ya en el útero materno estén expuestos a una cantidad elevada de hidratos de carbono y de azúcares pueden desarrollar eczema. De hecho si la madre gestante consume un número elevado de azúcares, o también antibióticos y/o hormonas, éstas las transmite al embrión, lo que puede desencadenar en un eczema en los primeros meses o años de vida del bebé.

¿Cómo puedo ayudar a mi cuerpo a luchar contra la Candidiasis y de esta manera mejorar mi eczema?

Pues como ya hemos comentado anteriormente:

  • Primero de todo eliminar todos los azúcares de tu dieta y, eventualmente también los hidratos de carbono de digestión lenta. En pocas palabras, asumir una dieta lo más paleo posible. Bastante estricta las primeras semanas y con el tiempo se pueden introducir pequeños caprichos
  • Evitar (siempre que sea posible) el uso de antibióticos o sobremedicarnos
  • Beber mucha agua (ayuda mucho a depurar el cuerpo)
  • Realizar deporte (aparte de mejorar muchos aspectos de nuestro cuerpo también mejoramos el estado de ánimo y luchamos contra el estrés y la depresión).
  • Para cocinar utilizar alimentos antifúngicos como por ejemplo el aceite de coco (siempre que sea orgánico y de primera prensada en frío para que conserve el mayor número de propiedades posible), la cebolla, el ajo, orégano, canela, la cúrcuma. Si quieres saber más sobre antifúngicos no dejes de leer este post.
  • También introduce alimentos probióticos como por ejemplo el yogur (siempre que sea natural y no contenga azúcar añadido), la sopa miso, el chucrut, el kimchi

Referencias:

  1. dEnfert C; Hube B (editors) (2007). Candida: Comparative and Functional Genomics. Caister Academic Press. ISBN 978-1-904455-13-4.
  2. Sakharuk, N A NA (2013). “[The role of various Candida species in oral candidiasis etiology in psoriasis and eczema patients].” Stomatologija (Moskva) (0039-1735), 92 (4), p. 31.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *