Alimentación,  Candidas,  Probióticos,  Recetas

¿Qué es el Kimchi y como se cocina?

El kimchi es el alma de la cocina koreana. En korea te sientas en el restaurante que te sientas, comas lo que comas, o bien en ciudad o bien el pueblo más recóndito, siempre te sirven un plato de kimchi, en cualquier comida.

¿Qué es el Kimchi?

Es posible que algunos de vosotros aún no estéis familiarizados con el Kimchi, aunque en los últimos años se está popularizando muchísimo por sus múltiples beneficios.

Básicamente el Kimchi se trata de col fermentada picante, parecida al chucrut pero con sabores claramente koreanos: ajo, jengibre y chiles koreanos.

¿Por qué el Kimchi es tan beneficioso para salud y sobretodo si sufres de Candidiasis?

Pues porqué el Kimchi es un gran probiótico. Está lleno de bacterias vivas altamente saludables que aumentan la inmunidad de nuestro cuerpo, lo energizan, ayudan a la digestión y además se cree que combaten el cáncer, reducen el colesterol y regulan el azúcar en sangre.

Además el kimchi es un alimento altamente recomendable para todas las personas que están luchando contra la Candidiasis. Ya que aporta un «chute» de bacterias buenas a nuestros intestinos y ayuda a eliminar el número de patógeno no deseados.

Debes tener en cuenta de que si adquieres el kimchi en un supermercado debes buscarlo en la sección de refrigerados. Únicamente frío perviven las bacterias buenas que contiene. Y sobre todo no lo adquieras si contiene nitratos como conservantes.

Ingredientes para hacer el Kimchi

  • 1 col
  • sal
  • jengibre
  • ajo
  • cebolletas
  • chile koreano llamado Gochugaru (que si no lo queréis comprar online lo encontraréis en cualquier tienda que tenga productos asiáticos)

Atención: Esta es la receta de kimchi que yo cocino pero hay mil y una variaciones. Es un plato tan popular en korea que creo que seguramente cada familia tiene su propia receta familiar. La mía es una receta simplificada pensada para hacer de manera rápida y al mismo tiempo sencilla.

Receta

  • Coge la col y guarda las dos capas exteriores en la nevera (las vamos a utilizar más adelante).
  • A continuación corta la col en cubos de unos 2 centímetros
  • Coloca los trozos de col en un bol y añade 1/4 de taza de sal marina. Mézclalo todo.
  • Añade agua al bol que contiene la col hasta que esta quede cubierta (sobre todo que el agua no sea del grifo), remuévelo todo y déjalo reposar entre 6 y 8 horas.
  • Para que se mantenga sumergido coloca un plato encima del bol.
  • Después de estas horas, escurre la mezcla (aunque aségurate de guardar el agua utilizada con la sal).

Para hacer la pasta del kimchi

  • Coge una batidora y mete dentro el ajo, el jengibre y el chile koreano (Gochugaru). Algunas personas y de forma totalmente al gusto de cada uno añaden un poco de azúcar o un poco de sopa miso para hacer una versión más suave.

Una vez hecha la pasta

  • Coge las cebolletas y córtalas a trocitos de entre dos a tres centímetros.
  • A continuación mezcla la col con las cebolletas y la pasta de chile y mézclalo todo con las manos.
  • Yo normalmente utilizo 2 cucharadas de chile Koreano para que no quede muy picante y por lo tanto mi kimchi queda menos rojizo pero normalmente los koreanos agregan entre 4 y 6 cucharadas. Esto ya es al gusto de cada uno.
  • Posteriormente podemos verter la mezcla en un frasco de vidrio.
  • Normalmente no lleno el frasco hasta al tope, dejo unos 4 centímetros libres porque durante el proceso de fermentación se liberará bastante líquido.
  • Ahora, cogeremos el agua mezclada con la sal que hemos utilizado para reposar la col y la verteremos en el frasco de cristal justo hasta que cubra la mezcla de kimchi
  • Y ya casi para finalizar cubriremos la mezcla con las hojas de cl que hemos guardado al empezar la receta. Podemos agregar un peso de fermentación para ayudar a mantener la col sumergida.
  • No hace falta que el recipiente quede totalmente cerrado. Con que la mezcla quede sumergida es más que suficiente.
  • Deja la mezcla en un lugar fresco y oscuro como un sótano durante 3-5 días. También sirve cualquier parte oscura de la cocina siempre que esté lejos de los electrodomésticos.

¿A qué temperatura fermenta el Kimchi?

La temperatura ideal para fermentar el kimchi es entre 12 y 18 grados. Cuanto más frío esté, más lento fermenterá, cuanto más caliente, más rápidamente va a fermentar.

Aunque un kimchi fermentado a más de 21 grados puede tener efectos negativos en el sabor.

¿Cómo se sabe si el kimchi está fermentando?

Después de 3 días en el sótano o la despensa puede tocar el frasco para ver si sube alguna burbuja hacía la parte superior. Si lo está haciendo es indicativo de que está fermentando.

Déjalo fermentar dos o tres días más (si deseas un sabor más suave) y a continuación es el momento de colocarlo en la nevera.

Una vez esté en la nevera pruébalo a ver que te parece. El kimchi seguirá fermentando pero a un ritmo mucho más lento. Desarrollará más sabor en las próximas dos semanas en la nevera. Se puede conservar en la nevera durante meses mientras se va comiendo.

¿Con que puedo comer el kimchi?

Puedes utilizarlo como guarnición de un plato principal, en sopas, en tostadas, en burritos, añadirlo a bowls o ensaladas…

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *