Candidas,  Wiki

Síntomas de la Candidiasis

Las infecciones por Cándidas pueden causar dolor e inflamación en todo el cuerpo, tanto en la piel como en el intestino como en los genitales.

Además la Candidiasis puede inflamar y debilitar las paredes de los intestinos, liberando subproductos tóxicos que pueden desencadenar muchos problemas de salud, desde trastornos digestivos hasta depresión.

Una infección por Cándidas puede aparecer en diferentes partes del cuerpo de manera esporádica como en la piel, la vagina o en la boca. Pero si estas infecciones no se curan o reaparecen una vez tras otra y no responden a ningún medicamento deberemos mirar hacia el intestino. 

Las infecciones por Cándidas en diferentes partes del cuerpo a menudo tienen el origen en un desequilibrio de la flora intestinal y pueden producir síntomas muy diferentes como: 

1. FATIGA CRÓNICA

¿Sientes que estás cansado todo el tiempo? Un desequilibrio intestinal como el crecimiento excesivo de Cándidas podría ser el culpable ya que un aumento excesivo de este tipo de hongos reduce la absorción de nutrientes.

Sin un equilibrio intestinal los alimentos pueden pasar por el intestino sin descomponerse adecuadamente, y por lo tanto los seres humanos dejamos de obtener los nutrientes que necesitamos. Con el tiempo, esto puede provocar fatiga ya que nuestros cuerpos simplemente no obtienen el combustible que necesitan.

2. FALTA DE CONCENTRACIÓN

La candidiasis puede provocar síntomas como confusión, dificultades en la memoria y falta de concentración. 

3. PROBLEMAS DIGESTIVOS

Cuando una microbiótica intestinal sana se ve abrumada por un patógeno oportunista como la Cándida, los intestinos delgado y grueso pueden empezar a funcionar de manera extraña y pueden surgir problemas digestivos como:

– Diarrea frecuente
– Gases 
– Hinchazón abdominal 
– Estreñimiento
– Náuseas

4. INFECCIONES VAGINALES RECURRENTES

Las infecciones vaginales por levaduras de repetición son una clara señal de que algo anda mal en nuestra flora intestinal. Así que las que las sufrimos o las hemos sufrido somos en realidad muy afortunadas, porque nuestro diagnóstico es mucho más fácil que alguien que «solo» sufre nauseas o falta de concentración.

Se calcula que más del 75% de las mujeres sufrirán alguna infección vaginal durante sus vidas y casi el 40% tendrá dos o más infecciones por hongos. Así que amiga, no estamos solas.

Los síntomas de una infección vaginal por hongos varían de persona a persona, pero pueden incluir:

  • Comezón
  • Dolor Durante el coito
  • Hinchazón
  • Secreción Blanca

Como hemos comentado en otros posts, la Candida Albicans, tiene la capacidad de crecer y extenderse a diferentes partes del cuerpo.

Así que, aunque una infección vaginal puede haber desaparecido, la misma área puede continuar reinfectándose hasta que se elimine el crecimiento excesivo de Cándida en el intestino.

Y por cierto, también es muy común que las que hemos sufrido y a veces sufrimos de Candidiasis vaginal también tengamos infecciones urinarias recurrentes que también pueden ser otro síntoma más de la Candidiasis Intestinal. 

5. INFECCIÓN ORAL

La boca es otra parte del tracto digestivo que es particularmente vulnerable a la candidiasis. La candidiasis oral es muy común y a menudo una infección intestinal por Cándida acostumbra a pasar el mismo tiempo que la candidiasis oral.

¿Cómo sabe uno si sufre de Candidiasis oral? ¿Cuáles son los síntomas? 

  • Protuberancias blancas o lesiones en la lengua y/o la garganta.
  • Dificultad para tragar
  • enrojecimiento de la boca
  • Áreas dolorosas en inflamadas dentro de la boca

Atención: La Candidiasis Oral puede ocurrir a cualquiera, especialmente si sigue una dieta incorrecta, pero es más común entre los ancianos, los recién nacidos y cualquier persona con un sistema inmunitario débil.

6. INTOLERANCIAS ALIMENTARIAS

La candidiasis intestinal es la causa de muchas intolerancias alimentarias. La Candidiasis debilita la membrana intestinal, que se vuelve altamente permeable y permite que las partículas de alimentos escapen de la luz intestinal y entren al torrente sanguíneo.

El sistema inmunitario  identifica a estas partículas como sustancias extrañas y la reacción del sistema inmunitario a estas partículas de comida que se escapan puede conducir a sensibilidades o intolerancias alimentarias. 

A medida que estos alimentos ingresan al torrente sanguíneo, una área donde realmente no pertenecen, nuestro cuerpo comienza a tratarlos como amenazas para su salud. Y cuando volvemos a comer estos alimentos, el sistema inmunitario puede reaccionar contra ellos.

7. INFECCIONES FÚNGICAS EN LA PIEL Y EN LAS UÑAS

La piel también tiene su propia microbiótica y cuenta con bacterias que la protegen y evitan un sobrecrecimiento de patógenos como las Candidas. Pero las mismas condiciones que desencadenan un sobrecrecimiento fúngico intestinal (una dieta alta en azúcar, un sistema inmunitario debilitado, etc.) también pueden cambiar el ambiente en nuestra piel y permitir que una infección fúngica se propague por la piel, sobretodo por áreas cálidas y húmedas  como las axilas o las ingles, que son especialmente vulnerables. 

¿Cuáles son los síntomas de las infecciones fúngicas en la piel?

– infecciones en las uñas de las manos
– infecciones en las uñas de los pies
– erupciones en la piel- pie de atleta

Atención: las cremas tópicas pueden ayudar con las infecciones superficiales de levaduras, así como los antifúngicos naturales como por ejemplo el aceite de coco.

Al igual que con la candidiasis oral, el cambio de las condiciones ambientales es la clave para eliminar las infecciones fúngicas superficiales a largo plazo.

Las mismas terapias que pueden revertir un sobrecrecimiento intestinal del hongo Cándida (es decir, probióticos, antifúngicos y una dieta baja en azúcar) también pueden ayudar a eliminar las infecciones fúngicas de la piel para siempre.

8. UN SISTEMA INMUNOLÓGICO DÉBIL

Los intestinos son una de las partes más importantes de nuestro sistema inmunológico

Las bacterias y las levaduras de nuestro intestino son las encargadas de «estimular» nuestro sistema inmunológico y lo mantienen listo para combatir patógenos como las Cándidas.

Sin embargo, si el correcto equilibrio de nuestra flora intestinal se ve alterado por una infección, nuestro sistema inmunológico puede debilitarse significativamente. 

Además la Candidiasis también provoca permeabilidad intestinal e inflamación de los intestinos, lo que puede afectar y desorientar nuestro sistema inmunológico. 

9. DOLOR EN LAS ARTICULACIONES

Las Cándidas generan ácido úrico, un subproducto tóxico que puede provocar dolor en las articulaciones de varias partes del cuerpo. Además si se acumula a un nivel un poco elevado, el ácido úrico también puede provocar gota. A largo plazo, los altos niveles de ácido úrico también pueden dañar los tendones y las articulaciones.

10. DEPRESIÓN Y MAL HUMOR 

Se ha demostrado que existe un vínculo directo entre Candidiasis y Depresión. La Candidiasis puede afectar la producción de serotina (que se fabrica en el intestino) y que es uno de los neurotransmisores que aumentan el estado de ánimo.

Además también puede incidir en una reducción de la dopamina, otro neurotransmisor que afecta al estado de ánimo, y por último, un hígado con exceso de trabajo puede reducir la capacidad de almacenar y usar vitamina B12. Esta vitamina ayuda al cerebro y al sistema nervioso a funcionar correctamente y sus niveles bajos están asociados a depresión y enfermedades mentales. 

Mucha gente considera la Candidiasis como la pandemia de nuestro tiempo. Son tantos los campos en los que un desequilibrio intestinal y una infección por Cándidas inciden que pueden destrozar totalmente nuestra salud y mermar considerablemente nuestra calidad de vida.

Así que chicas, comer bien importa, seguir una dieta equilibrada y variada es fundamental, sobretodo incluid verduras, fruta, bebed mucha agua y haced deporte. 

5 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *